Dulces poblanos que debes probar al menos una vez en tu vida

Por Luis Eduardo Rosas

Puebla es, sin lugar a dudas, un destino único que cuenta con innumerables espacios artísticos, magníficos parques al aire libre, museos, iglesias y otras atracciones que dejan, a quien lo visita, con la boca abierta. Pero algo que distingue a la ciudad de Puebla son también sus ya famosos dulces típicos, pues además de que son productos artesanales, tienen un sabor inigualable.

Si aún no los has probado, te invitamos a que leas la siguiente lista y en tu próxima visita a la “calle de los dulces” -que está ubicada sobre la 6 oriente, en el centro-, compres los que más te gusten.

TORTITAS DE SANTA CLARA: Es una galleta rellena de dulce de pepita de calabaza, y como su nombre lo indica, es hecha en Santa Clara.

BORRACHITOS: Un dulce hecho de harina y azúcar y de una variada cantidad de sabores como son: limón, rompope, fresa o piña. Su nombre se debe a que van rellenos de licor lo cual le da un dulce sabor.

CAMOTES: Es el dulce más típico de Puebla. Está hecho a base del  tubérculo del mismo nombre y contiene esencias de limón y naranja formando un pequeño cilindro. Al igual que los borrachitos vendrán de sabores surtidos como son, piña, piñón, limón, naranja, fresa, coco.

JAMONCILLOS: Este dulce es elaborado con leche azúcar huevo y sobre todo con pepita de calabaza o piñones.

MUEGANOS: Este llamativo dulce está hecho con anís.

ROMPOPE: a pesar de que no es exactamente un dulce, es una bebida muy famosa la cual empezó siendo elaborada por monjas. Está hecho de huevos, vainilla, canela, leche y azúcar; sin embargo, a la fecha se rumora que ésta no es la receta original, pues la verdadera se encuentra entre los muros de la ciudad poblana.

 

Comments

comments

Oliva Valdez

Comunicóloga poblana, berrinchuda, intensa y buena persona...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *