Cómo un corazón sangrante ha captado tu atención

Una de las mayores vulnerabilidades de seguridad jamás descubiertas en Internet, bautizada como Heartbleed, ha tenido en vilo a miles de empresas y millones de usuarios. Nunca antes un fallo informático había captado la atención de la opinión pública de forma tan rápida y masiva. ¿El motivo? Su gravedad, por supuesto, pero también un astuto plan diseñado por sus descubridores para llamar la atención.

El plan estaba claro: comunicar de la manera más simple posible en qué consistía la amenaza y por qué era de vital importancia reaccionar con rapidez. Pero no iba a ser sencillo. Explicarle al usuario medio por qué debe preocuparse de una “vulnerabilidad en la librería de cifrado OpenSSL” garantiza de todo menos atención. Explicarlo con un logo de un corazón goteando sangre y asegurar que el agujero permite a un atacante “robar las contraseñas e información de millones de usuarios”, ya es otra cosa.

El plan funcionó. Heartbleed es, en realidad, el primer gran fallo de seguridad en Internet con una estrategia de marketing detrás: una efectiva página web con toda la información necesaria,Heartbleed.com, y un logo tan inquietante como memorable.

Los descubridores del fallo, el ingeniero de Google Neel Mehta y tres investigadores de la empresa de seguridad finlandesa Codenomicon, han explicado a TechCrunch cómo se dieron cuenta de que necesitarían una estrategia de comunicación muy clara para que el mensaje llegara a todo el mundo lo antes posible:

Habiendo experimentado la gravedad del fallo de primera mano, teníamos la sensación de que necesitábamos una estrategia tipo “bugs 2.0” para que el mensaje llegara en una emergencia. A Ossi, uno de nuestros expertos, se le ocurrió Heartbleed como un nombre interno. De ahí una cosa llevó a la otra. El dominio estaba disponible y nuestra diseñadora Leena Snidate hizo un excelente trabajo en representar nuestros problemas en un logo“, explica la compañía Codenomicon a TechCrunch.

Es el cerrado mundo de la seguridad informática y el marketing dándose la mano como nunca para crear una reacción en cadena como pocas veces se suele ver. El plan alertó a todo el mundo de la vulnerabilidad y, de paso, merecidamente, puso en el mapa el nombre de Codenomicon.

La diseñadora que ideó el logo, Leena Snidate, de 27 años, ha explicado a Newsweek que lo tuvo listo en apenas dos horas. La idea era crear un logo moderno, simple y urgente. De un vistazo uno sabe que debe prestar atención. Conseguido. [vía Newsweek y TechCrunch]

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *