Home Interes Zonas de alta contaminación acústica en Puebla

Zonas de alta contaminación acústica en Puebla

6 min read
0
0
48

Zonas de alta contaminación acústica en Puebla

Hace unos días el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Puebla, realizó un estudio denominado “Contaminación Acústica en Puebla”, que encabezó Said Robles Casolco, director de la Maestría en Ingeniería Automotriz (MIR) junto con un grupo de 36 alumnos de la materia de Ciencia, Tecnología y Sociedad; en el, determinaron que 70 decibeles es el promedio de ruido que escucha un habitante de Cuautlancingo, Puebla, San Pedro y San Andrés Cholula; cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud es un máximo 49 decibeles para evitar daños en el sistema auditivo.

Asimismo, detectaron que las principales fuentes que originan el ruido son en un 40 por ciento, autos compactos; 30 por ciento, transporte público; 25 por ciento, camionetas y 5 por ciento, vehículos de carga pesada. Los cuales en horas pico como las 9 de la mañana y 3 de la tarde llegan a generar hasta 95 decibeles.

Vanesa García, investigadora visitante de la Universidad de Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, España, explicó que la medición de los decibeles se realizó con un sonómetro que se colocó en las avenidas y vías de alta velocidad que dan acceso a las zonas de mayor actividad económica.

Estas son las zonas estudiadas y que presentaron altos decibeles de ruido:

estadisticas

Ante estas cifras, los investigadores mencionaron que las áreas estudiadas presentan altos índices de contaminación acústica, que puede provocar lesiones en la estructura del oído interno, pérdida de audición, molestia, pitido de oídos, reducción de efectividad, estrés y cansancio.

Propuesta

Revertir el problema del ruido en la zona metropolitana y áreas conurbadas, conllevaría a eliminar las 52 rutas de camiones de circulan en el Boulevard 5 de mayo por ejemplo o incluso construir carriles para cada tipo de vehículo, bicicletas, camiones, lo que “significaría una utopía”, en palabras de Robles Casolco.

Por esta razón, el investigador propuso que para mitigar este problema en inicio es necesaria una mejor sincronización de los semáforos con el objetivo de evitar congestionamientos y menor exposición de los peatones a los ruidos del motor y el roce de las llantas con el asfalto, lo cual también genera ruido.

Implicaciones de Política Pública

Marlon Santillán Quiroz, director de la Maestría en Administración y Política Pública (MAP) en el Campus Puebla, expresó que hoy día la sociedad no concibe a la contaminación pública como un problema, ya que sus efectos no son perceptibles al corto plazo. Así, “aunque exista una legislación, no le damos seguimiento y entonces es muy fácil no concluir con las normas”.

Esto al hacer referencia sobre reforma al capítulo 26 de la constitución del Estado de Puebla, en la que el Ruido, definido como aquel sonido que causa molestia en una persona, ya está tipificado por la ley.

Además, Santillán Quiroz agregó que el desarrollo y operación de una política pública en torno a la problemática del ruido es complicada debido a que éste se genera en el espacio público, lo que hace casi imposible de ubicar a sus causantes y por tanto, aplicar una sanción que permita retribuir el daño a la sociedad.

Comments

comments

Load More Related Articles
Load More By taWueno!
Load More In Interes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also

Wikipedia está llegando a su fin

La fuente de todos nuestros trabajos del colegio está amenazada. debido a sus problemas ec…