Home Interes El cumpleaños del Rey Elvis

El cumpleaños del Rey Elvis

12 min read
0
0
50
Foto: bonitatv.tv
Foto: bonitatv.tv

Ayer habría cumplido 81 años.

Si algo es definitivo en este mundo, es el hecho de que la música no habría sido la misma sin la presencia de Elvis Presley. El nacido en Tupelo, Mississippi, habría cumplido ayer 8 de enero 81 años, y para festejarlo, en Ta Wueno quisimos rendirle tributo al indiscutible Rey del Rock and roll realizando una pequeña semblanza de su vida y obra.

Elvis Aaron Presley nació en la localidad de Tupelo, Mississippi, el 8 de enero de 1935. A la edad de 13 años se mudó junto con su familia a Memphis, Tennessee donde empezó a mostrar inclinación hacia la música, particularmente el blues negro y la música country.

Elvis en Sun Records. Foto: Coveralia.com
Elvis en Sun Records. Foto: Coveralia.com

La trayectoria.

En 1954 y con tan solo 19 años, el joven Elvis inició su carrera artística, siendo contratado por el dueño de Sun Records, Sam Phillips. El empresario vio en Presley una gran oportunidad de dar una mayor difusión a la música afroamericana, la cual había establecido una sólida base de seguidores y exponentes en el sur y los estados segregados de Estados Unidos.

Así, Elvis Presley y los ahora legendarios músicos Scotty Moore y Bill Black crearon el Rockabilly. Dicho genero nace de la fusión de la música góspel con con el Rhythm and Blues y el country, y consiste de una base rítmica rápida y constante acompañada de armonías intensas y melodías pegajosas. Una leyenda había nacido.

Uno de los grandes responsables del arrasador éxito de Elvis Presley es sin duda el también legendario Coronel Tom Parker, quien durante casi dos décadas fue manager y responsable de cada detalle de la carrera del Rey. Fue el mismo Coronel Parker el que se encargó de conseguir el contrato con RCA Records que le daría el impulso definitivo a su carrera, logrando que la canción “Heartbreak Hotel” se convirtiera en numero 1.

Pronto, sus apariciones en televisión y sus conciertos lo volvieron una figura sumamente popular entre los jóvenes, causando sensación y generando revuelo en cualquier parte, algo que sin duda lo convertiría a la postre en una figura de gran relevancia popular. Su estilo energético y desinhibido, su atractiva presencia y su voz grave y cadenciosa lo volvieron un ícono de la juventud, siempre con una dosis de controversia, sobre todo por la carga sexual que conllevaban sus movimientos en el escenario y su forma de cantar.

Con “Heartbreak Hotel” y otros temas en los primeros lugares de ventas, en 1956 el Rey estrenó su debut cinematográfico “Love Me Tender”, el cual también fue acompañado con su tema musical homónimo y que hoy en día es un gran clásico.

Elvis en el ejercito estadounidense. Foto: Especial.
Elvis en el ejercito estadounidense. Foto: Especial.

En 1958 Elvis fue reclutado para hacer su servicio militar, pausando su carrera dos años, pero después regresó con más fuerza, aunque ya con la idea de dedicarse casi exclusivamente a actuar en Hollywood. En 1968, tras siete años dentro de la pantalla y fuera de los escenarios, Elvis volvió al terreno de los conciertos para llevar a cabo giras musicales y una larga serie de presentaciones en Las Vegas, volviéndose un ícono para la ciudad.

Los escándalos.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas para el Rey. Desde los años 50 acarreaba chismes y rumores sobre supuestos comentarios de índole racista en los estados segregados de Estados Unidos. Esto fue particularmente impactante, ya que había sido precisamente en ese territorio donde Presley había conseguido una gran base de admiradores durante los primeros años de su carrera. Históricamente se le acusa de haber ‘robado’ la música afroamericana, y durante mucho tiempo se le recriminó esto, llevando a Elvis a conceder entrevistas, sostener pláticas en programas de TV y a defender sus preceptos raciales en sus shows en vivo.

De igual forma en México se generó una imagen muy negativa sobre Elvis, aludiendo al hecho de que él había dicho que “Prefería besar a un burro antes de besar a una mujer mexicana”. En diarios de Tijuana se hicieron comentarios racistas y discriminatorios sobre él, acusándolo de homosexual y miembro de sectas racistas (recordemos que en los 50 ser homosexual era muy mal visto, entre otros muchos prejuicios), y en consecuencia, sus discos y películas fueron prohibidos en México, se le negó ingresar a territorio mexicano y hasta se dice que tuvo nexos fallidos con un político mexicano, lo que avivó más la llama del rechazo.

En respuesta a todo esto, y considerando la importancia del mercado mexicano, Elvis y su equipo enviaron un comunicado en el que desmentían y aclaraban todo lo anteriormente citado, pero fue en vano, ya que la imagen del cantante se hallaba casi devastada. Como forma de limpiar su imagen, el ícono actuó en varias películas (incluida una filmada en Acapulco) al lado de las actrices mexicanas Dolores del Rio (Flaming Star), Elsa Cárdenas (Fun In Acapulco) y Katy Jurado (Stay Away, Joe).

Portada del soundtrack "Fun In Acapulco". Foto: RedMP3
Portada del soundtrack “Fun In Acapulco”. Foto: RedMP3
Elvis con su manager, el Coronel Tom Parker. Foto: Especial.
Elvis con su manager, el Coronel Tom Parker. Foto: Especial.

Sumado a todo esto, el control total que su manager, el antes mencionado Coronel Tom Parker, ejercía sobre el cantante traía fuertes consecuencias. Debido a su situación como inmigrante ilegal, Parker le negaba a Presley la posibilidad de hacer giras en el extranjero aludiendo “Inseguridad y escenarios pequeños fuera de la talla de Elvis”, lo que en realidad se traducía como un miedo a ser arrestado y deportado, ya que el Coronel no contaba con pasaporte estadounidense. De la misma forma, y con tal de explotar la imagen del artista en otras facetas, Parker lo hacía filmar hasta tres películas por año, lo que al final terminó con una sobreexposición de la imagen del cantante, agregando también el hecho de que la Beatlemanía y la ola británica del rock ya empezaban a conquistar tierras americanas.

Elvis Presley falleció súbitamente en su casa de Memphis, la famosa ‘Graceland’, el 16 de agosto de 1977. Tenía 42 años y desde hace unos años acareaba severos problemas de salud causados por la ingesta excesiva de medicamentos, además de un evidente sobrepeso y dolencias varias que le orillaban a consumir hasta 60 pastillas al día. Aún con todo esto, su legado es incomparable, y a 81 años de su nacimiento tenemos grandes discos, grandes canciones y la figura de un hombre que, como dijera José Alfredo Jiménez: “Sigue siendo el Rey”.

 

Comments

comments

Load More Related Articles
Load More By Pedro Herrera
Load More In Interes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also

Axl Rose: El hombre del año.

El regreso de un rockstar caído. En el mundo del rock hay una afirmación sobre la que no c…