Home Noticias Ceresos en Puebla reprobados en Derechos Humanos

Ceresos en Puebla reprobados en Derechos Humanos

3 min read
0
0
51
Los Centros de Reinserción Sociales (Cereso) que se ubican en  Tehuacán, Tepeaca y Cholula presentaron  deficiencias de calidad sobre el Sistema Penitenciario en México, incluso el primero sale reprobado en varios ejes y los otros presentan sobrepoblación del 700 y 400 por ciento, respectivamente.
Lo anterior se comentó durante la presentación del proyecto Observatorio de Prisiones que realizó Documenta A.C., a través del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, S.J. (IDHIE), de la Universidad Iberoamericana Puebla que tiene el objetivo  difundir datos e información de calidad sobre el Sistema Penitenciario.
 La moderación de esta conferencia corrió a cargo de la Dra. Galilea Cariño Cepeda, directora del IDHIE. Ahí la especialista abundó que comparada con el resto del país, la situación penitenciaria en Puebla es grave, sobre todo en estos tres penales.
En este mismo sentido, Cariño Cepeda destacó que además existe una precaria seguridad física, así como pocas condiciones de gobernabilidad, lo cual refleja una carente prevención de Derechos Humanos puesto que prevalece una falta de atención a las garantías individuales, además de que en todos se pasa por alto el ingreso de drogas, las extorsiones y los sobornos.
Por último, la especialista en Derechos Humanos de la IBERO Puebla señaló que gracias a esta herramienta, se pudo saber con certeza que en Puebla la tasa de personas privadas de la libertad por 100,000 habitantes aumentó 6.41 puntos de 2012 a 2016. Así como también que el 54.36% de las mujeres reclusas en el estado aún no tienen sentencia, mientras que el porcentaje de hombres sin ésta alcanza el 45.91%.

 

Comments

comments

Load More Related Articles
Load More By Cristopher G.
Load More In Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Check Also

¿Por qué a los 30 años nos sentimos agotados?

Para los que ya nos encontramos en el “tercer piso” (30 años) no nos explicamo…