GUÍA PARA SOBREVIVIR SI ERES ESTUDIANTE FORÁNEO

 

Jair Agustín Sánchez García

Según el periódico El Economista, Puebla es la segunda entidad con el mayor número de instituciones de nivel superior en el país (454), siendo la seguridad y la calidad de la oferta educativa, las principales causas por las que cada vez más jóvenes del sur y norte de la República Mexicana ven en Puebla una opción para estudiar.

Según las estimaciones de directivos de universidades, la matrícula de alumnos foráneos en 2011 era del 30 por ciento en promedio a nivel estatal y hasta de 40 por ciento en escuelas particulares.

Es por ello que TaWueno trae para ti la Guía para sobrevivir si eres estudiante foráneo, la cual consta de 10 sencillos pasos que te ayudarán a llevar una vida más relajada. Toma nota:

1. Comer bueno, rico y barato.

Bien se sabe que en estos tiempos el dinero es una parte esencial para poder sobrevivir y que a veces se necesita hacer pequeños sacrificios para poder salir al cine, al antro o invitar a tu novia (o) a algún sitio romántico. Para lograrlo, te recomendamos ahorrar dinero evitando restaurantes de marca donde pagas más por los lujos que por la calidad de los alimentos. Opta por algo que cueste barato, sepa rico y te quite el hambre; así podrás hacer todas esas cosas que tienes en mente sin descuidar tu estómago.

2. Nunca estar triste por estar solo

La soledad es una de las principales causas por la cual los estudiantes foráneos sufren. Recuerdan todo lo dejado atrás, aquellos momentos de risas y buenos recuerdos con la familia, amigos y por supuesto la pareja. No desesperes, la vida pone obstáculos y tienes que saber y/o aprender a superarlos. Además, es bien sabido que todo éste sacrificio valdrá la pena y lograrás, a base de esfuerzo y voluntad, que todas aquellas personas que te aprecian y quieren mucho se sientan orgullosos de ti, pero sobretodo, serás tú quien se sienta contento con lo que has alcanzado.

3. Sobrevivir el martirio de los exámenes

La semana más difícil para todo estudiante foráneo son los exámenes, pues saben perfectamente que habrá desvelos continuos. Sino fuiste un alumno regular que estudió todos los días, en esta semana seguramente tendrás que hacerlo cada noche antes de presentar tu examen. También es una semana de realizar proyectos, entregar trabajos, en fin… sin duda es la peor semana. ¿Lo bueno? si obtienes buenas calificaciones, con gusto, al finalizar esta semana, podrás echar la fiesta o descansar. ¿Lo malo? si obtienes malas calificaciones preocúpate porque tus papás te darán el sermón de tu vida.

4. Jamás te emborraches entre semana

Vivir solo es una gran responsabilidad. Como sabes que nadie de tu familia está cerca para decirte algo se te hace fácil y sales de fiesta sin importar el día. El problema es cuando lo haces entre semana. Si tomas demasiado, al siguiente día te preguntaras por qué lo hiciste. Tendrás una de las peores crudas de tu vida y si vas a la escuela, no estarás en clase porque sentirás que mueres lentamente.

5. Ahorrar dinero para la fiesta

Los papás te dan lo que está a su alcance, pero no nunca falta la fiesta a la que quieres ir con tus amigos de la universidad o, sino, la típica salida al antro que mínimo te sale en 200 pesos. Tienes de dos: amarrarte la tripa para poder ahorrar, o aplicar la mentirita piadosa de “tengo que comprar libros” para que tus papás te den un poco de dinero extra y así tengas dinero para tirar la casa por la ventana.

6. Falta a la escuela cuando sea necesario

Como no hay nadie quien vea que es lo que haces mientras vives en otro lugar, faltas a la escuela y sacas justificante con pequeñas mentiras que los profesores se la creen, pero llega el momento que realmente tienes que faltar y la escuela ya no te deja porque has acumulado el máximo de faltas, así que no utilices esos permisos innecesariamente porque después te arrepentirás de haberlo hecho.

7. Haz tus proyectos con tiempo

El profesor llega a dejar un proyecto para calificación final mínimo un mes de anticipación, uno como buen mexicano y estudiante lo deja pasar o se le olvida, pero cuando llega el momento de entregarlo te andas tronando los dedos y deseando que la profesora se enferme y no vaya a la escuela, así que, mejor realízalo con tiempo para que al momento de entregarlo no sufras demasiado y no sacrifiques los espacios que ya tenías destinado para otros planes.

8. Haz buenas amistades

Cuando llegas como nuevo a cualquier escuela o universidad todos te ven como bicho raro porque no te conocen, no te desesperes, eso suele pasar; te irán conociendo y verán una gran persona en ti, se ganarán tu amistad y tu confianza y el algún futuro esos amigos que encontraste en la escuela se convertirán en “hermanos” para toda la vida. Sé buena persona y nunca te muestres prepotente ante cualquier situación.

9. Cuida tus objetos personales como tu vida

Uno nunca sabe lo que puede encontrarse en otro lugar ni su forma de vivir, así que en la calle o en el camión nunca muestres lo que llevas contigo, puedes ser víctima de un asalto y perder cosas de gran valor para ti.

10. Demuéstrale a tu familia lo mucho que la extrañaste

Puedes pasar una semana viviendo fuera de tu casa, un mes, dos meses o todo el semestre, pero siempre debes llamar a tu familia para que sepan cómo estas y no se preocupen por ti. Diles que los extrañas y que pronto estarás en casa, eso reconfortará a tu familia y, si puedes al ir a verlos, llévales un pequeño obsequio, esos detalles son los que valen la pena.

Uno no puede asegurar que siguiendo estos pasos sobrevivirás a la vida de estudiante, pero seguramente serán de mucha ayuda. Recuerda que la vida de estudiante es dura, pero al final camino verás todos tus esfuerzos reflejados con un buen título, trabajando satisfactoriamente y siendo una persona feliz.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *