Lo asombroso y lo infame del deporte

Gerardo Cano Hernández.-

El mundo por sí solo, está lleno de contrastes y el deporte no es la excepción. Es aquí donde se destaparán los momentos más asombrosos y los más infames de la semana.

Lo más asombroso

Bradford City: El club perteneciente a la tercera división de Inglaterra se metió entre los ocho mejores de la FA Cup tras dejar en el camino a un par de equipos de la Premier League (Chelsea y Sunderland). Más de uno imaginaba que aquel mágico resultado en Stamford Bridge (4-2) podría ser la última alegría para el conjunto dirigido por George Parkinson, sin embargo recibió al Sunderland en un partido en el que muchos pensaban que sería su último partido en la competencia. Para la sorpresa de muchos, el humilde equipo del Bradford volvió a dar la campanada y venció, con autoridad, al Sunderland (2-0) No hay rival pequeño.

Zlatan Ibrahimovic: El gran jugador sueco Zlatan Ibrahimovic volvió a dar la nota, sin embargo, en esta ocasión demostró su lado más humano al mostrar sus tatuajes alrededor su torso, esto después de anotar un gol en contra del Nice la semana pasada. Una vez terminado el partido, el sueco habló de su compromiso con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas: “Los tatuajes se van, pero las personas seguirán ahí. Hay 805 millones de personas que sufren de hambre en el mundo y quiero que todos lo sepan”. Mencionó el jugador sueco.

Lo más infame

Memo Ochoa: A pesar de que el portero azteca tuvo una actuación destacada en el Mundial Brasil 2014, logró acaparar las miradas de muchos equipos europeos, sin embargo, el Málaga fue el equipo que pagó por él. Para la mala fortuna del arquero mexicano, las grandes actuaciones de Kameni, el portero camerunés ha acaparado la atención de tal forma que, el mexicano ha jugado en la Copa y sólo un partido de liga. Muy pocas oportunidades para un gran portero.

Guadalajara y Veracruz “Sin Reinas”

En la semana existieron muchas notas acerca de este enfrentamiento que se “calentó” en las redes sociales. Pero el resultado fue uno totalmente distinto, un partido soso, gris y plenamente aburrido para lo que significa un partido entre dos equipos que pelean directamente el descenso. Las reinas jamás se aparecieron

Bonus: Las múltiples declaraciones de amor en los estadios.

Como era de esperarse, la temporada del amor también invadió el futbol a nivel mundial, Desde el Estadio Azteca hasta el Mestalla, las declaraciones de amor antes de varios encuentros daban la fiel muestra de que el amor por un equipo es tan grande como el de una persona.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *